DESTACADOS

FORMANDO COMO JESÚS

Artículo, cuyo objetivo es compartir consejos basados en la experiencia con nuestra querida maestra Hulda Quiliche.

La vida es hermosa y vivir la reviste de innumerables vivencias, situaciones de tristeza pero también de felicidad y aprendizajes. La vida significa más que meramente comer, dormir, jugar, vestir.

A la llegada de un nuevo ser, en nuestro rol de padres, pasamos a cumplir un papel protagónico en la vida de nuestros hijos; es en el proceso inicial de crianza cuando debemos estar focalizados a moldear el arte del dominio propio. Éste, es uno de los materiales más valiosos para construir el crecimiento del carácter de los hijos. Podríamos atrevernos a decir que es la obra formativa más importante que realizamos y que de ella depende la felicidad y su camino acertado a lo largo de su vida. Este valioso trabajo en el hogar, prontamente se verá reflejado tan pronto lleguen los niños a la escuela. De haber hecho su labor los padres; contemplaremos seres equilibrados con capacidad de tomar decisiones inteligentes, no se contaminaran con el entorno laxo y sabrán defenderse airosamente de una sociedad contaminada, esto los hará aptos y se ahorrará a sí mismo, a sus padres, como también a sus maestros; muchas dificultades.

Concluimos que una vida con carácter cimentado en el "dominio propio" es joya valiosa y mejor aporte legado a la sociedad. Una vida con dominio propio exhalará perfume grato no solo en esta tierra sino también tendrá excelso destino y es, vivir con Cristo por la eternidad.

Pucallpa, 17 de mayo de 2019

Prof. Hulda Quiliche Castañeda.

Coord. de Tutoría.

Nivel de Secundaria.

Publicado el 2019-05-17 16:25:18 por Institución Educativa Adventista Ucayali